jueves, 28 de agosto de 2014

Reparación Washburn

Ha llegado a mis manos una guitarra eléctrica Washburn para una reparación. El dueño la consiguió a muy buen precio ya que tiene algún desperfecto. 



Como podéis ver en las fotos, tiene 3 pequeños agujeros en el cuerpo, además de algún que otro golpe.

Para empezar con la reparación, primero de todo hay que retirar las cuerdas. Después, desatornillamos el mástil y lo separamos del cuerpo. Quitamos el puente, pastillas, potenciómetros, placas, ganchos de la correa..., es decir, todo. Aprovecharemos para limpiar y abrillantar todas estas partes.

Es muy importante tapar bien las pastillas, ya que estas no se pueden quitar del todo sin desoldar, y así nos ahorramos trabajo. No solo para no ensuciarlas ni dañarlas, sino para no dañar el cuerpo de la guitarra. Vamos a tener que trabajar también en la parte posterior, así que habrá que apoyar la guitarra sobre las pastillas y los tornillos pueden dejarnos marcas en la parte de delante que echarían a perder todo el trabajo.


Pulimos todo el cuerpo para eliminar completamente el barniz y dejar al descubierto la madera. Utilizamos una pulidora orbital empezando con un papel de lija de grano 120.  Una vez hemos quitado todo el barniz (incluyendo las partes inaccesibles a mano), hacemos un pulido de acabado con una lija de grano 280.

Aplicamos en los agujeros una mezcla de resina y polvo de madera. Es difícil encontrar el color exacto para disimularlos, ya que al secarse cambia de color, la madera no es uniforme por las vetas naturales y luego el barniz subirá el color. Mejor siempre buscar un tono más claro que el de la guitarra ya que disimulará más los fallos. Si no habéis trabajado nunca con resina os aconsejo que hagáis varias pruebas de color antes. Si os equivocáis no pasa nada. Se vuelve a lijar y se aplica de nuevo. La resina es totalmente incolora, pero al aplicarla al polvo de madera este se "quema" y se oscurece. Al largo de los años, como luthier, he recopilado decenas de muestras de polvo de diversas maderas y tonos para poder hacer estas reparaciones.

Dejamos que la resina se seque durante un par de horas, para garantizar que esté preparada para el barniz.



Volvemos a pulir, y esta vez tiene que quedar lo más uniforme posible, ya que la guitarra no irá lacada, y cualquier mínima imperfección saldrá a la luz. Aprovechamos para pulir los golpes y dejar una superficie completamente lisa.

Y para darle aún un mejor acabado le retocamos el pulido a mano con papel de lija de grano 400, 800 y finalmente con grano 1500.

Llegados a este punto la guitarra tiene un tacto completamente fino.

Y ahora viene la parte más difícil: el acabado.

En este caso el cliente quiere un acabado lo más natural posible, respetando el color de la madera y dejando el poro sin sellar. Utilizamos una cera especial muy resistente, que le aportará muy poco color, un ligero brillo y protección.

La aplicación es muy importante. Hay que darle una única capa de cera. Para ello usamos una muñeca de lana y hacemos que la madera se impregne bien. Empezamos por uno de los lados, por ejemplo por delante. Inmediatamente después, cogemos otra muñeca seca y empezamos a frotar enérgicamente para eliminar los restos de cera que la madera no ha podido absorber. Hay que ser generoso frotando e ir mirando el resultado a contraluz para descubrir manchas e irregularidades.

Os podéis encontrar con manchas que no desaparecen por mucho que frotéis. A veces las guitarras han recibido un tratamiento con aceites, disolventes, siliconas u otros,  y la madera se ha impregnado de ellos. Al dejar al descubierto la madera y encerarla, estos aceites suben a la superficie y dejan manchas que estropean el acabado. Si esto ocurre habrá que volver al principio: lijar todo el cuerpo de la guitarra, asegurarse de que no se aprecian manchas y rezar para que al aplicar la cera no vuelvan a aparecer. 



Hacemos lo mismo con la parte posterior y los laterales, y la dejamos secar durante toda la noche. Volvemos a montar y encordamos la guitarra. Ajustamos y quintamos y ya está lista para entregarla.






No hay comentarios:

Publicar un comentario